archivo

Viajes

Matrioska_Sandro_02_Sala de pintura_webMatrioska_Sandro_03_Espacio_Común_Estufa_web Matrioska_Sandro_01_Obras_Arte_webMatrioska_Sandro_05_Residentes_Sofa_Contraluz_web Matrioska_Sandro_04_Hall_Sofa_Galgo_web

ESPACIO MATRIOSKA es un colectivo artístico y asociación a modo de muñeca rusa que acerca iniciativas artísticas contemporáneas al medio rural: varias disciplinas unas dentro de otras.

Es un punto de encuentro.

Busca ser un espacio para la gente, donde artistas, creadores o personas con inquietudes culturales puedan disponer de medios y de un lugar donde poder compartir intereses y experiencias.

A su vez, aportar la posibilidad a personas que viven en la ciudad de acercarse a un espacio comunitario y rural donde desarrollar sus proyectos, aprender y crecer artística y culturalmente.

Es el interés y la necesidad de crear un espacio de intercambio y de aprendizaje mutuo, donde poder desarrollar nuestras inquietudes y extraer las experiencias propias del ámbito rural, así como aportar a este.

ESPACIO MATRIOSKA

Os Blancos | Ourense | Galicia | España

 ________________________

Fotografía por Sandro Gordo (C) 2015

 

BN_Goreé Sin Cadenas #3_La isla de Goree_Pájaros
“Crecí en tu sombra y la dulzura de tus manos me vendaba la mirada.
Y así que al corazón de nuestro otoño y medio día, te descubro,
Tierra prometida, de alturas y de altivo calcinado cuello
Y tu hermosura me fulmina el corazón, como del águila el destello.”

Fragmento de Mujer Negra” del poeta y político Léopold Sedar Senghor (Senegal, 1906)

# Gorée sin cadenas

 ________________________

Fotografía por Sandro Gordo (C) 2015

# Gorée sin cadenas #2

A los esclavos se los separaba por edad y sexo. También se separaban las familias: el hombre podía ir a Estados Unidos, su mujer a Brasil y los niños quedarse en Senegal.

En general, los esclavos se cambiaban por fusiles o por alcohol. Un niño, por ejemplo, podía valer un collar o un espejo, que en esa época era algo mágico, extraordinario.

Entre las mujeres, se separaban las muchachas más jóvenes de las demás porque eran consideradas más preciosas y podían ser vendidas a un precio mayor. El valor de una mujer variaba en función del tamaño de su pecho y de su virginidad.

Era muy frecuente que los mercaderes tuvieran relaciones sexuales con esas chicas, que, al quedarse embarazadas, eran puestas en libertad.

 ________________________

Hoy la juventud residente en Goree invierte sus días en actividades relacionadas con el turismo. Por regla general ayudan a sus familias en la restauración y sobretodo en la venta de artesanía.

Conocimos a la niña de la imagen la durante un paseo por la isla y congenió rápidamente con las chicas. Iba sola y parecía tímida, pero su mirada y su energía positiva nos cautivó a todas.

Hablamos, reímos, hicimos fotos, compartimos comida y momentos en la playa, cerca de uno de los fuertes construidos por los holandeses y divisando ante nuestros ojos la costa desde donde partieron millones de africanos secuestrados de su tierra.

Esta joven nos dio todo a cambio de nada. 

# Gorée sin cadenas

 ________________________

Texto y fotografía por Sandro Gordo (C) 2015

– FUENTES Y +INFO:

Isla de Gorea [Doc Travel Guide]

Viajes libres – La casa de los esclavos de Goree 

Collage_Gorée Sin Cadenas_Sandro Gordo

La isla de Gorée (Senegal), es conocida por su papel como enclave estratégico durante la época dorada del comercio de esclavos africanos con destino a América.

La fortificación de Gorée fue construida en 1776 por los holandeses y pasó a manos francesas en 1817, hasta la independencia de Senegal en 1960. Portugueses e ingleses también se disputaron durante años el control de este pequeña isla situada a tres kilómetros frente a la costa de Dakar.

Visitar este lugar provoca un aluvión de sensaciones, sobre todo de asombro y tristeza ya que el pasado de esta isla habla de opresión, racismo, abuso, degradación, explotación, crueldad y barbarie.

Hoy en sus coloridas calles sin coches y llenas de arte reciclado se respira tranquilidad en comparación con el caos y los atascos de la capital senegalesa.

Hoy no se escuchan gritos ni lamentos.

Hoy Gorée sin cadenas es un lugar lleno de energía.

# Gorée sin cadenas

 ________________________

Texto y fotografía por Sandro Gordo (C) 2015